Un triplete de Dimitar Berbatov guió el lunes al Manchester United a una paliza de 5-0 sobre Wigan, su segundo triunfo en una semana por ese marcador, con el que alcanzó en la cima de la liga Premier inglesa al Manchester City, que apenas empató 0-0 con West Bromwich.

Con Wayne Rooney en la banca, el búlgaro Berbatov aprovechó su primera aparición como titular en la Premier en tres meses para ofrecer una exhibición ofensiva que ayudó a borrar la ventaja de dos puntos del City, que ahora es primero sólo por diferencia de goles.

Con ventaja temprana gracias a un gol de Park Ji-Sung, United fue demasiado para un Wigan que quedó con 10 hombres luego de la expulsión de Conor Sammon por derribar a Michael Carrick.

Berbatov duplicó la ventaja del United antes del descanso y anotó dos veces en la segunda mitad. El ecuatoriano Antonio Valencia sumó el cuarto gol.

En West Bromwich, Mario Balotelli estrelló un balón en el travesaño y tuvo un gol anulado y City tuvo que conformarse con un empate en cero, para ver su ventaja de goles sobre United reducida a cinco.

Los rivales de Manchester le llevan 10 puntos a Tottenham, que visita a Norwich el martes, y 11 a Chelsea, limitado el lunes a un empate 1-1 por Fulham.

Chelsea lamentó su tercer empate consecutivo, luego que Clint Dempsey remató un centro del costarricense Bryan Ruiz para igualar por Fulham y mellar aún más las aspiraciones de título de sus rivales en el oeste de Londres.

Tras su peor derrota en casa en más de 40 años — un 5-0 ante Man United_, Fulham consiguió anotar apenas su quinto gol como visitante en la temporada para capturar el punto.

El español Juan Mata había anotado el gol de Chelsea, que quedó apenas dos puntos por encima de Arsenal. Los Gunners reciben a Wolverhampton el martes.

Liverpool también tuvo que conformarse con un empate 1-1, contra el colista Blackburn, pese al retorno del capitán Steven Gerrard luego de dos meses fuera por lesión.

El argentino Maxi Rodríguez igualó la pizarra para Liverpool con un remate de cabeza a los 53 minutos, luego que su compañero Charlie Adam metió un gol en contra antes del descanso.

En los restantes duelos de la jornada, Everton empató 1-1 con Sunderland, Stoke y Aston Villa empataron 0-0 y Newcastle se impuso 2-0 al Bolton.