Cuatro de los cinco sindicatos de los vigilantes de seguridad privada de los aeropuertos franceses llegaron hoy a un acuerdo para finalizar la huelga iniciada hace once días, informaron a EFE fuentes de la patronal.

El presidente del Sindicato de Empresas Aeroportuarias (SESA), Patrick Thouverez, indicó que tras una reunión mantenida hoy en el aeropuerto parisino de Roissy-Charles de Gaulle firmaron el protocolo cuatro organizaciones sindicales, mientras que la quinta, la CGT, debe todavía consultarlo con sus miembros.

Además del compromiso de iniciar negociaciones a partir de enero sobre las condiciones laborales, el acuerdo fija una prima anual de 1.000 euros para los agentes que trabajan para las empresas dedicadas a los controles previos al embarque, frente al aumento de 200 euros mensuales reclamado por los huelguistas.

Tras su firma, está previsto que a partir de esta tarde comience a normalizarse la situación, si bien la protesta no había tenido hoy repercusiones significativas sobre el tráfico aéreo en los aeropuertos del país.

Agentes de la policía de fronteras y de otros cuerpos, por orden del Ministerio del Interior, se habían encargado en los últimos días de las labores de control en los puntos de acceso a las zonas de embarque.