El mayor productor de lácteos de China destruyó un lote de leche después de que se descubrió que contenía niveles excesivos de una toxina que causa cáncer, en otro susto de seguridad para la industria láctea del país.

Mengniu Dairy Group, informó el lunes en un comunicado en su página web el lunes que el problema fue descubierto antes de que la leche contaminada con altos niveles de aflatoxinas se vendiera al público.

"Mengniu desea expresar sus más sinceras disculpas a los consumidores", dijo la compañía, agregado que ninguno de los productos adulterados llegaron al mercado.

"Sacaremos una gran lección de este incidente y trabajaremos más duro para cumplir con todos los estándares nacionales y corporativos sobre la calidad en el futuro", agregó la empresa.

La aflatoxina es una sustancia cancerígena producida por un hongo. Mengniu dijo en su comunicado que la leche se fabricó en una de sus plantas en la provincia de Sichuan, en el suroeste de China.

La cadena alimentaria de China, y especialmente la industria láctea, ha estado bajo estricto escrutinio en los últimos años debido a una serie de problemas de seguridad.