Un prominente bloggero egipcio acusado de atacar a soldados durante los mortíferos combates, fue liberado después de casi dos meses de estar detenido y durante los cuales se volvió un símbolo de la lucha de los activistas a favor de la democracia para acabar con el gobierno militar en Egipto.

La primera escala de Alá Abdel Fatá después de ser liberado el domingo fue la plaza Tahrir de El Cairo, el epicentro del levantamiento popular que derrocó al presidente Hosni Mubarak en febrero. La plaza continúa siendo foco de la campaña contra el ejército, el cual tomó el poder tras la caída de Mubarak.

Abdel Fatá fue acusado de incitar a la violencia y otras ofensas durante los enfrentamientos donde murieron 27 personas el 9 de octubre, sin embargo nunca se le levantaron cargos formalmente. Fue arrestado el 30 de octubre.

Su detención aumentó las tensiones entre los activistas que promovieron el derrocamiento de Mubarak y los generales encabezados por Hussein Tantawi, que fue durante unos 20 años ministro de Defensa del ex presidente.