Los diplomáticos haitianos en La Habana lamentaron el lunes el naufragio de una embarcación en las inmediaciones de oriente de Cuba en la cual murieron al menos 38 personas y se preparan para viajar a la zona, donde se encuentran 87 rescatados vivos.

"Lo único que sabemos es que hubo un desastre", expresó a la AP, el ministro consejero de la Embajada Paul Harry Guichard.

Guichard indicó que aún no había conseguido información oficial o detalles sobre el suceso por parte las autoridades cubanas y aseguró que los diplomáticos se habían enterado como todos los cubanos a través de un reporte de la prensa el sábado.

De todas maneras, explicó, los funcionarios se están preparando para viajar a Guantánamo, donde se encuentran los sobrevivientes bajo custodia de las autoridades cubanas y la Cruz Roja.

"Es una desgracia que lamentamos mucho y espero que no suceda más", agregó Guichard.

Según dijeron los medios de prensa cubanos una embarcación semihundida fue divisada en la madrugada del 24 de diciembre por los guardacostas unos 100 metros al este del poblado de Punta de Maisí, situado en la provincia de Guantánamo aproximadamente a 950 kilómetros al este de la capital.

Las autoridades recuperaron 38 cadáveres -21 de hombres y 17 de mujeres- y rescataron a 80 hombres y siete mujeres, quienes fueron atendidos en el campamento internacional de migrantes situado en Punta de Maisí.