Cobreloa y Universidad de Chile igualaron hoy sin goles el partido de ida de la final del Torneo Clausura chileno en el Estadio Municipal de Calama, en pleno desierto, y aplazaron para el jueves el suspense de la definición del título.

Al equipo universitario le bastará con un empate para obtener su decimoquinto titulo, además de celebrar en el 2011 con la conquista del torneo Apertura y la Copa Sudamericana.

El Cobreloa es dirigido por el exseleccionador chileno Nelson Acosta, idéntica combinación que se alzó con el Apertura 2003 y el Clausura 2004.

Los 'zorros del desierto' buscan su noveno título, pero para ello deberán ganar en el estadio Nacional, de Santiago.

El primer tiempo de esta jornada fue para el olvido, sin llegadas a las porterías y sólo en los últimos minutos la U despertó.

El complemento fue más dinámico y los dueños de casa estuvieron más cerca de la victoria. Incluso a los sesenta minutos el árbitro anuló un gol al Cobreloa por una falta discutida sobre el portero universitario.

Nueve minutos después Diego Barrios apareció solo y no supo sentenciar de cabeza, cuando Herrera yacía impotente, y a los 76 fue Andrés Oroz el que lo tuvo, pero finalmente elevó el disparo.

Los hombres de Jorge Sampaoli, que fue expulsado de la cancha por reclamar al árbitro Eduardo Gamboa, se vieron con poca chispa, sin claridad, reflejando quizá el cansancio por el volumen de partidos que han jugado en el 2011.