El Gobierno brasileño auguró hoy que ese país se va a consolidar en los próximos años como una de las principales potencias, al referirse a un estudio que señala que la economía de Brasil se convirtió en la sexta mayor del mundo tras superar a la de Reino Unido.

"Los países que van a crecer más son los emergentes como Brasil, China, la India y Rusia. De esta manera, esa posición va a ser consolidada y la tendencia es que Brasil se mantenga entre las mayores economías del mundo en los próximos años", dijo el ministro de Hacienda brasileño, Guido Mantega, en un comunicado.

Mantega aludió así a un estudio del Centro de Investigaciones en Economía y Negocios (CEBR), con sede en Londres, publicado hoy por el diario londinense The Guardian, que indica que Brasil se encuentra ahora por detrás de EE.UU., China, Japón, Alemania y Francia, tras superar a Reino Unido en la lista de mayores economías del mundo.

Mantega resaltó, además, que Brasil va a recibir este año 65.000 millones de dólares en inversiones extranjeras directas y señaló que la crisis ha afectado más a Europa que al país suramericano, que va a crecer este año cerca del 3 %.

No obstante, el ministro reconoció que Brasil necesita invertir más en el área social y económica y vaticinó que el país puede tardar entre 10 y 20 años en alcanzar el nivel de vida de Europa.

"Esto significa que vamos a tener que continuar creciendo más que esos países, aumentar el empleo y la renta de la población. Tenemos un gran desafío por delante", agregó el ministro.