Al menos tres personas murieron hoy y otras catorce resultaron heridas en un atentado suicida contra un puesto de control junto al Ministerio del Interior en Bagdad, informó a Efe una fuente policial.

La fuente precisó que el ataque fue perpetrado con un coche-bomba pilotado por un terrorista suicida en la calle Ishbilia, que conduce a la sede del Ministerio del Interior.

Varios vehículos estacionados en la zona sufrieron daños materiales por el estallido, señaló la fuente.

Inmediatamente después del ataque las fuerzas de seguridad acordonaron el lugar para evitar nuevos atentados.

Este ataque ocurre después de que el jueves pasado más de sesenta persona fallecieran en una cadena de atentados en la capital, tras la retirada de las últimas tropas estadounidenses que quedaban en el país árabe el pasado día 18.

Irak vive una grave crisis política desencadenada por la emisión hace una semana de una orden de detención por supuestos delitos de terrorismo contra el vicepresidente iraquí suní, Tareq al Hashemi, que se ha refugiado en la región autónoma del Kurdistán iraquí.