Un total de 17 miembros de la banda criminal Ejército Revolucionario Popular y Anticomunista (Erpac) que se entregaron esta semana a la Justicia colombiana recibieron cargos y permanecen detenidos, mientras los restantes 267 fueron dejados en libertad, informaron hoy fuentes oficiales.

Entre los 17 afectados con cargos figuran los seis jefes del Erpac, que comandaba el fallecido narcotraficante conocido como alias "Cuchillo".

La entrega a la Justicia colombiana de esa banda criminal se hizo entre el jueves y viernes pasados ante delegados e investigadores de la Fiscalía en la ciudad de Villavicencio (centro).

Fuentes de la Fiscalía señalaron que los 267 fueron dejados libres por vencimiento de términos legales y porque no tenían órdenes de detención.

Sin embargo, los liberados siguen vinculados al proceso.

La entrega voluntaria de los integrantes de esta banda se cumplió en zonas rurales y de selva de los departamentos del Meta, Guaviare y Vichada, donde actuaban.

Entre jueves y viernes fueron trasladados en helicópteros del Ejército hasta la base aérea de Apiay, cercana a Villavicencio, la capital del Meta.

Unos 300 funcionarios de la Fiscalía, la Policía y detectives de la extinguida agencia de inteligencia colombiana interrogaron a los integrantes de la organización criminal.

Distintas fuentes señalaron que los integrantes de la banda se sometieron a la Justicia ordinaria y no recibirán ningún beneficio como los amparados por el marco de la Ley Justicia y Paz, diseñada para paramilitares y grupos armados ilegales, pero no para narcotraficantes como es el caso del Erpac.

También según algunos investigadores, la mayoría de los 267 que quedaron libres admitieron que sus jefes les aseguraron que con su entrega les pagarían salarios adeudados.

Entre los miembros del Erpac que quedaron detenidos y serán trasladados a una cárcel en Bogotá, figura José Eberto López, alias "Caracho".

También Germán Ramírez Devia, alias "Vacafiada", quien junto a "Caracho" se convirtieron en los sucesores de Pedro Oliverio Guerrero, alias "Cuchillo", tras su muerte hace un año en enfrentamientos con las autoridades colombianas.

El grupo entregó cerca de tres toneladas de armamento, entre las que constan 123 fusiles, 2 morteros, 2 ametralladoras, granadas, morteros y un lanzagranadas.

Un informe de la Policía colombiana difundido el jueves señaló que en 2010 esa institución y otras como el Ejército y la Armada Nacional decomisaron al Erpac un total de 2.455 kilos de cocaína y este año, a la fecha, van 2.005 kilos incautados a la misma banda criminal.

Para llegar a esa entrega, según las revelaciones de "Caracho" a la revista Semana el pasado noviembre, establecieron contactos con organismos como la Cruz Roja, la Iglesia católica, la Defensoría del Pueblo e incluso en algún momento con agencias de las Naciones Unidas.