El dirigente rebelde Jalil Ibrahim, máximo líder del principal grupo insurgente de Darfur, Movimiento de Justicia e Igualdad (MJI), murió hoy al amanecer en la región sudanesa de Kordofán durante un ataque del Ejército de Sudán.

Según un comunicado de las Fuerzas Armadas, Ibrahim falleció en un tiroteo después de que los soldados interceptaran el convoy en el que viajaba y lo persiguieran en la zona de Wed Banda, situada en la provincia de Kordofán del Norte, vecina a la región de Darfur, en el oeste de Sudán.