La Casa Blanca expresó hoy sus "sinceras condolencias" a Nigeria por los atentados de la secta islamista Boko Haram contra templos cristianos que dejaron al menos 39 muertos, tras condenar la "violencia sin sentido" y la "trágica" pérdida de vidas en el día de Navidad.

"Ofrecemos nuestras sinceras condolencias al pueblo de Nigeria y sobre todo a aquellos que perdieron a familiares y a seres queridos", indicó la Casa Blanca en un comunicado.

Tras condenar la "violencia sin sentido y la trágica pérdida de vidas en el día de Navidad", la mansión presidencial dijo que ha estado en contacto con funcionarios nigerianos "acerca de lo que inicialmente parecen ser actos terroristas" para expresar el compromiso de ayudarles "a llevar a los responsables ante la Justicia".

Al menos 39 personas perdieron la vida este sábado en Nigeria a consecuencia de cinco atentados de la secta islamista Boko Haram contra templos cristianos en los que se celebraban los servicios religiosos de Navidad.

El más sangriento se produjo en Madalla, una ciudad cercana a Abuya, la capital nigeriana, puesto que los servicios de emergencia recuperaron al menos 35 cadáveres tras el ataque contra la iglesia católica de Santa Teresa.

El norte de Nigeria se ha visto azotado este año por atentados atribuidos al grupo radical Boko Haram, cuyo nombre significa "La educación no islámica es pecado" y que lucha por la instauración de un Estado regido por la ley Sharia en esa zona del país, de mayoría musulmana.

La ola de atentados de hoy supera al ataque más sangriento realizado hasta la fecha por el grupo terrorista, que se responsabilizó de uno en agosto contra la sede de la ONU en Abuya, en el que murieron 24 personas.