En un mensaje de Navidad, el presidente Juan Manuel Santos aseguró que en el gobierno trabajan cada día por poner fin al martirio de los secuestrados y pidió una vez más su liberación incondicional.

"Oremos también por aquellos que bajo el yugo de un secuestro inhumano, siguen sufriendo las cadenas que les imponen los violentos", dijo Santos en su mensaje transmitido la noche del sábado y divulgado por la casa de gobierno en su página de internet.

A los secuestrados "no los olvidamos y pueden estar seguros de que seguimos trabajando todos los días por el fin de su martirio", añadió el mandatario.

"Sea esta una nueva ocasión para exigir de inmediato su liberación, sin condición alguna", agregó.

Al menos una docena de policías y militares permanece en poder de las guerrillas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), algunos con más de una década de cautiverio.

El director del semanario Voz, del Partido Comunista, e integrante del grupo de activistas llamado Colombianas y Colombianos por la Paz, Carlos Lozano, ha dicho que esperan que para inicios del 2012 las FARC dejen en libertad a por lo menos seis de esos retenidos como habían anunciado en comunicados conocidos el mes pasado.

Los activistas Colombianas y Colombianos por la Paz, encabezados por la ex senadora Piedad Córdoba, han enviado en los últimos años varios comunicados públicos a los rebeldes pidiendo la entrega de secuestrados. Desde el 2008 y hasta inicios del 2011, las FARC han liberado y entregado a Córdoba a una veintena de esos plagiados, desde políticos hasta uniformados.