El Vaticano considera que los atentados contra iglesias en Nigeria en el día de Navidad son actos "absurdos", que demuestran un "odio ciego, que no tiene respeto alguno por la vida" y alimenta el odio y la confusión, afirmó el portavoz de la Santa Sede, Federico Lombardi.

Los atentados en el día de Navidad "son por desgracia la manifestación, una vez más, de la crueldad de un odio ciego y absurdo que no tiene ningún respeto por la vida humana e intenta suscitar y alimentar el odio y la confusión", manifestó Lombardi en esta jornada en la que la Iglesia Católica celebra el nacimiento de Jesús.

Lombardi expresó la solidaridad de la Iglesia con todo el pueblo nigeriano y la iglesia de ese país africano, "golpeados por la violencia terrorista en unos días que deberían ser de alegría y paz".

"Mientras rezamos por la víctimas esperamos que esta insensata violencia no logre debilitar la convivencia pacífica y el diálogo en ese país, subrayó.

Numerosas personas, 27 según algunas fuentes, murieron hoy en un atentado contra la iglesia de Santa Teresa, en una barriada de Abuja, la capital de Nigeria, cuando se celebraba la misa de Navidad.

Otro atentado se produjo contra otra iglesia católica en la localidad de Jos (centro de Nigeria).