Rashard Mendenhall corrió el sábado para 116 yardas y un touchdown y el veterano quarterback Charlie Batch reemplazó con eficiencia al lesionado Ben Roethlisberger para que los Steelers de Pittsburgh aplastaran a unos inermes Rams de San Luis por 27-0.

Los Steelers (11-4) mantuvieron sus posibilidades de consagrarse en la División Norte de la Conferencia Americana, aun después que Roethlisberger se torció el tobillo izquierdo y vio el partido desde el costado como tercer quarterback.

Pittsburgh no lo necesitó: la defensa tuvo pocos problemas para dominar a la ofensiva más ineficaz de la liga.

San Luis (2-13) sólo sumó 232 yardas y se fue en blanco por segunda vez en el mes.

Steven Jackson corrió para 103 yardas y superó 1.000 por séptima temporada seguida, pero el quarterback suplente Kellen Clemens estuvo inseguro al reemplazar a Sam Bradford. Los Rams acumulan seis derrotas en fila.

La multitud coreó el nombre de Batch, nativo de Pittsburgh de 37 años, durante todo el partido y éste le respondió con una actuación eficaz de 208 yardas.

"Nadie quiere decepcionar a su equipo", dijo Batch. "No importa quién juegue, siempre tratamos de que el balón se siga moviendo".

Batch tiene ahora una marca de 5-2 como titular de emergencia con Pittsburgh y podría volver a jugar la semana próxima contra Cleveland, cuando los Steelers buscarán su segundo título divisional seguido.

"Hemos ganado partidos con él en el pasado. Si hace falta, ganaremos partidos con él en el futuro", dijo el entrenador Mike Tomlin. "Estamos muy tranquilos con las variantes que tenemos en la posición de quarterback".