El presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba (COCC), monseñor Dionisio García Ibáñez, trasmitió hoy a través de la televisión estatal un mensaje de felicitación a los cubanos por la Navidad y la llegada del Año Nuevo Jubilar 2012.

"La Iglesia invita a todo nuestro pueblo a unirse en una costumbre cristiana muy antigua que consiste en celebrar un Año Jubilar para conmemorar un acontecimiento", dijo el prelado en su mensaje leído desde el santuario de la Virgen de la Caridad de El Cobre, en la provincia oriental de Santiago de Cuba.

Los obispos católicos cubanos convocaron "a la reconciliación, dejar atrás las divisiones, los rencores y las enemistades para unirnos todos como hermanos en la familia y en la sociedad. Esto supone respetar la dignidad de todas las personas".

Resaltaron el Año Jubilar 2012 que comenzará el 7 de enero estará "cargado de significaciones" como la celebración de los 400 años del hallazgo de la imagen de la Virgen de la Caridad, la patrona de la isla, y por la visita del papa Benedicto XVI, prevista para la primavera.

Asimismo señalaron que el venidero año será una "manifestación y profundización de la fe, un reencuentro con nuestras raíces cristianas y una entusiasta y responsable acogida de las enseñanzas de Jesucristo" además de una ocasión para "trabajar por un mejor futuro de justicia y de paz, de reconciliación y unidad entre todos".

Las alocuciones en la televisión estatal de la isla no son frecuentes y se limitan a estos mensajes, el más reciente trasmitido en noviembre pasado por el cardenal Jaime Ortega, arzobispo de La Habana, para anunciar la última etapa del recorrido de la imagen de la Patrona de Cuba en La Habana.

El acceso a los medios de comunicación de la isla ha sido uno de los reclamos de la Iglesia en Cuba durante las últimas cinco décadas.

El día de la Navidad fue declarado festivo por el Gobierno cubano en 1997 después de 28 años sin celebrarse, y quedó restablecido oficialmente al año siguiente, tras la visita del papa Juan Pablo II a la isla.