El conservador Partido Popular (PP), en el poder en España, aprecia el anuncio del presidente de Cuba, Raúl Castro, de indultar a 2.900 presos en los próximos días, pero le advierte de que "no se dejará engañar" si esta medida pretende sólo afianzar el régimen sin dar pasos hacia una transición democrática.

En declaraciones a Efe, el diputado del PP Teófilo de Luis manifestó hoy la necesidad de evitar que la decisión tomada por Castro quede en un "gesto" cuyo fin encubierto sea "consolidar la dictadura de Cuba" y confundir a la comunidad internacional.

De Luis recordó la excarcelación de más de un centenar de presos políticos cubanos con destino a España entre julio de 2010 y abril de este año, que, a su juicio, tenía sólo como objetivo "engañar" a la UE para que suavizara su relación con la isla.

"La liberación de los presos que llegaron a España era un gesto y con ese gesto no permitimos que se engañara a Europa. Y con el gesto de los indultos tampoco vamos a permitir que se engañe a Europa", añadió.

De Luis, miembro de la dirección del grupo parlamentario del PP en el Congreso de los Diputados español, insistió en que "ningún gesto" apartará a su partido de la meta de que haya democracia en el país caribeño.

"El PP sólo se relajará el día en que Cuba se restituyan las libertades, se respeten los derechos humanos y se alcance la plena democracia a través de una transición pacífica", dijo, que añadió que su partido buscará "involucrar a Europa y sus instituciones" para ayudar a este proceso de reconciliación.