Muy pronto, menos soldados de la Guardia Nacional van a patrullar la frontera con México.

El Departamento de Defensa anunció que va a reducir la cifra de miembros de la Guardia Nacional en patrulla de 1.200 a 300, y va a usar más tecnología para detectar el contrabando de drogas en la zona limítrofe.

En el condado Luna, el resto de los guardias nacionales van a cambiar la forma de operar, de patrullas a pie o en vehículos junto a la frontera, a vigilancia aérea usando radares ultramodernos y otra tecnología.

"La tecnología que necesitamos es algo que pueda detectar los vuelos de los contrabandistas antes de que crucen la frontera, para poder rastrearlos y tener una mejor idea de dónde van a dejar caer su cargamento y así poner equipos de respuesta en posición para llegar al área", dijo el alguacil Raymond Cobos en una entrevista con el periódico The Deming Headlight.

Cobos dijo que los soldados de la Guardia Nacional han cumplido "un papel de respaldo muy importante" para las agencias del orden y la Patrulla Fronteriza.

La oficina del alguacil del condado Luna colabora regularmente con la Patrulla Fronteriza y otras agencias federales del orden en el desierto entre Deming y México.

En el 2010, el presidente Barack Obama ordenó un segundo despliegue de la Guardia Nacional en la frontera en California, Arizona, Nuevo México y Texas.

El presidente George W. Bush ordenó inicialmente un despliegue similar desde el 2006 hasta el 2008.

El Parque Industrial de Deming fue la base de la base de operaciones Border Wolf en el 2006 en la Operación Jump Start.

Cobos considera que, debido a los esfuerzos combinados y a algunos éxitos la protección de la frontera, aumentará el uso de aviones ultraligeros para traer drogas al país.

El alguacil dice que una detección temprana de esas aeronaves permitiría a sus agentes y otras autoridades capturar a los contrabandistas de drogas en el acto, o al menos descubrir patrones para realizar arrestos más adelante.

___

Información del: Headlight, http://www.demingheadlight.com