Las autoridades judiciales belgas extraditarán a España en los próximos días al presunto etarra Xabier Aguirre, detenido el 28 de octubre en la capital belga y sobre el que pesa una euroorden dictada por la Audiencia Nacional española.

El presunto etarra será enviado a España "entre la semana próxima y la siguiente", dijo a Efe la portavoz de la fiscalía de Bruselas, Lieve Pellens, quien por motivos de seguridad no pudo precisar la fecha exacta de la extradición.

Aguirre no interpuso ningún recurso ante la decisión del tribunal de primera instancia de Bruselas de extraditarlo a España, donde quedará en manos de las autoridades y tendrá que responder por varias condenas pendientes por violencia de la "kale borroka".

El presunto etarra ha permanecido encarcelado durante estos dos meses en el centro penitenciario de Forest (Bruselas), donde hace una semana agredió con un arma blanca a un guardia de la cárcel.

Sus últimos días como recluso en la prisión belga los pasó aislado y sin poder recibir visitas, después de que lo decretase así su juez de vigilancia penitenciaria, tras atacar al funcionario de prisiones y causarle heridas leves en el cuello.

Aguirre también tiene pendientes en Bélgica dos causas por documentación falsa y por dar cobijo a un huido de la Justicia, en concreto al etarra Ventura Tomé Quiroga, de 58 años, quien fue detenido junto a él a finales de octubre siendo los primeros arrestados de ETA tras el anuncio del cese de la violencia.

Tomé Quiroga, miembro del comando "Saioa" y con varias condenas pendientes por atentados en la década de 1980, fue trasladado a España el pasado 14 de diciembre en cumplimiento de su euroorden de extradición por parte de la Justicia belga.