Las autoridades de Turquía liberaron el sábado a un fotógrafo de la agencia de noticias Agence France-Presse (AFP) junto con otras 12 personas que fueron detenidas como parte de una investigación a un grupo al que la fiscalía acusa de tener vínculos con rebeldes curdos, informó la agencia estatal de noticias turca.

El fotógrafo de AFP Mustafá Ozer se encontraba entre los 48 sospechosos, incluyendo a otros periodistas, detenidos durante operativos de la policía en siete ciudades turcas el 20 de diciembre. La redada generó dudas sobre la libertad de prensa en Turquía.

La agencia turca Anadolu reportó que una corte ordenó previamente el sábado el arresto formal de otros 35 sospechosos que enfrentarán un juicio por su presunta relación con la Unión de Comunidades del Curdistán, que según las autoridades de Turquía es una filial del grupo rebelde Partido de los Trabajadores de Curdistán (PKK).

Cientos de activistas curdos han sido acusados como parte de la investigación desde 2009.