Un juez federal estadounidense emitió un fallo en el que responsabiliza a Irán y al movimiento radical islamista Hizbulá de los atentados del 11-S junto al grupo terrorista Al Qaeda y el derrocado régimen de los talibanes en Afganistán.

El Tribunal Federal del Distrito Sur de Nueva York publicó hoy esa decisión, firmada el jueves por el magistrado George Daniels, en la que considera que se pueden exigir compensaciones a una serie de personas.

Entre ellos figuran desde el ya fallecido Osama bin Laden, líder de Al Qaeda, al líder supremo iraní, el ayatolá Alí Jamenei, pasando por el expresidente iraní Alí Akbar Rafsanjani, los ministerios del Petróleo, de Comercio y de Defensa de Irán y el dirigente de los talibanes afganos, Muhammad Omar.

Según el texto judicial, el magistrado considera que Irán "dio apoyo directo y específico a Al Qaeda" para cometer los ataques del 11 de septiembre de 2001 en EE.UU. contra las Torres Gemelas, en Nueva York, y el Pentágono, en Washington, en los que murieron casi 3.000 personas.

El juez añade que en esa labor participaran funcionarios iraníes, entre los que incluye a Jamenei, así como a Hizbulá, un grupo -dice- "creado por Irán" y directamente implicado en el 11-S a través del libanés Imad Fayez Mughiniya, relacionado con el atentado de 1994 contra una entidad judía en Buenos Aires.

Además, después de los atentados y hasta la actualidad, Irán siguió dando "apoyo material y recursos a Al Qaeda en forma de refugio para sus líderes", añade el fallo.

Daniels también explica en su dictamen que la colaboración entre Teherán y la organización terrorista que dirigía Bin Laden incluyó al expresidente Rafsanjani, así como al Ejército de ese país, varias corporaciones estatales del sector petrolero, el banco central e incluso a la aerolínea nacional.

"La acusación demostró varias conexiones razonables entre el apoyo material dado por los acusados y los atentados del 11-S. De esta manera, la acusación estableció que esos ataques fueron causados por el apoyo material a Al Qaeda dado por los acusados", concluye el magistrado.

El fallo fue emitido en respuesta a una demanda presentada hace casi una década por la viuda de un hombre fallecido en los atentados del 11-S y que reclama una indemnización de 100 millones de dólares por la muerte de su esposo.

A partir de ahora será otro juez quien se encargue de tratar los asuntos pendientes de este caso y de determinar la compensación que recibirá la demandante.