Un oficial de las fuerzas armadas aseguró el jueves que la recién desaparecida policía municipal del puerto mexicano de Veracruz estaba fuertemente infiltrada, principalmente por el cartel de las drogas de Los Zetas.

El oficial naval, no autorizado a ser identificado por razones de seguridad, dijo a la AP que podría tomar meses el reemplazar a los cerca de 800 policías y 300 empleados administrativos de la Policía Intermunicipal Veracruz-Boca del Río, cuya extinción fue anunciada el miércoles.

Cerca de 800 efectivos de la marina asumieron las funciones de seguridad pública en Veracruz y su zona metropolitana de Boca del Río, dijo el oficial.

"Era un porcentaje bastante alto de gente infiltrada o coludida", dijo.

Sin entrar en casos específicos, mencionó que muchos de los policías municipales apoyaban al narcotráfico porque estaban amenazados por miembros del crimen organizado.

El gobierno del estado de Veracruz, sin embargo, aseguró que la desaparición de la policía no tuvo que ver con la detección de casos de corrupción, sino con la necesidad de tener policías certificadas bajo mejores y estrictos parámetros.

La vocera del gobierno estatal, Gina Domínguez, aseguró que ninguno de los policías que salieron de la corporación está bajo investigación.

"La desaparición de este cuerpo policiaco no tuvo que ver con el descubrimiento de corruptelas o actos ilícitos o infiltraciones, el único motivo fue para cumplir con el ordenamiento de una nueva policía", dijo a la AP la portavoz.

"Los cuerpos policiacos con los que cuenta actualmente Veracruz fueron creados por administraciones anteriores y el gobierno de Javier Duarte de Ochoa desea cuerpos policiacos renovados, una nueva policía certificada a nivel nacional que le otorgue confianza a la ciudadanía", añadió.

La desaparición de la policía municipal de Veracruz fue acordada por el gobernador de Veracruz, Javier Duarte, y el secretario de Gobernación federal, Alejandro Poiré.

El puerto de Veracruz y su zona metropolitana de Boca del Río fueron en 2011 escenario de uno de los peores hechos de violencia atribuidos al crimen organizado, cuando el 20 de septiembre, hombres armados arrojaron 35 cadáveres a plena luz del día en una importante avenida.

A principios de octubre fueron localizados los cadáveres de otras 32 personas dentro de algunas viviendas y un día después la Marina anunció la captura de ocho presuntos miembros de un grupo del narcotráfico asociado con el poderoso cartel de las drogas de Sinaloa, denominado Jalisco Nueva Generación, y que mantiene una pelea contra Los Zetas.

El gobierno del presidente Felipe Calderón ha pugnado en los últimos años porque todos los policías en México sean sometidos a un proceso de certificación que garantice la limpieza de las corporaciones.

México cuenta con aproximadamente 460.000 policías, en su mayoría municipales y estatales.

Según cifras federales, sólo un 16% del total de las policías han sido sometidas a exámenes de control de confianza y sólo 8% ha pasado las pruebas.

En Veracruz, donde el propio mandatario mencionó hace un tiempo que había sido entregado a Los Zetas, un 14% de los policías estatales y 6% de municipales fueron evaluados hasta septiembre.

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino