Una mujer de nacionalidad mexicana fue detenida en la frontera cerca de San Diego cuando intentaba importar ilegalmente a Estados Unidos cerca de 13 kilos (29 libras) de aletas de tiburón, dijeron las autoridades.

Funcionarios de la oficina de protección fronteriza y aduanera (CBP por sus siglas en inglés) detuvieron el miércoles a la mexicana de 54 años en San Ysidro, después de que una máquina de rayos x relevara que portaba aletas de tiburón en su equipaje.

Las aletas fueron decomisadas, se emitió una citación a la mujer y se le canceló su visa estadounidense.

La asamblea estatal de California aprobó en octubre una ley que prohibe la venta, comercio y posesión de aletas de tiburón para proteger a esas especies marinas. Hawai, Washington, Oregón y Guam aplican prohibiciones similares.