El matrimonio de Mel Gibson de tres décadas de duración está oficialmente anulado.

Un juez concluyó el viernes el proceso de divorcio entre el actor y su esposa Robyn, quien estuvo casada con Gibson durante su cúspide actoral y sus recientes escándalos públicos.

El fallo presentado por el juez de la corte superior Mark Juhas mantiene todos los detalles de la separación de la pareja en confidencialidad. Ni Gibson ni su ex esposa, cuyo nombre será cambiado a Robyn Moore, asistieron a la audiencia del viernes.

El acuerdo no indica la fecha oficial de la separación de la pareja. Robyn Moore no incluyó la fecha al solicitar el divorcio en abril de 2009, aunque Gibson dijo que habían vivido separados desde el 2006.

La pareja tuvo siete hijos, pero sólo uno de ellos es menor de edad y deberán arreglar los asuntos de su tutela.

El divorcio de Gibson y su esposa ha sido mucho menos prominente que su batalla por la custodia de la hija que tuvo con la música rusa Oksana Grigorieva, a quien el actor acordó en agosto pagar 750.000 dólares para solucionar la disputa por la tutela de la pequeña.