El Gobierno de Honduras lamentó hoy que Estados Unidos haya tomado la decisión de retirar a los 158 voluntarios de sus Cuerpos de Paz que han venido sirviendo en el país centroamericano, informó una fuente oficial.

El secretario hondureño de Relaciones Exteriores, Arturo Corrales, dijo a periodistas que su país "lamenta" que los voluntarios del Cuerpo de Paz tengan que retirarse por la violencia que vive Honduras.

Agregó que al parecer la medida es temporal y que Estados Unidos estaría analizando qué regiones hondureñas registran menores índices de violencia para que los voluntarios del Cuerpo de Paz puedan regresar.

Las autoridades de Honduras fueron notificadas el pasado miércoles del retiro de los voluntarios del Cuerpo de Paz.

El jueves, el director de los llamados Peace Corps, Aaron S. Williams, indicó en un comunicado que "la seguridad de todos los voluntarios de los Cuerpos de Paz es la mayor prioridad", y que los 158 que están actualmente en Honduras regresarán a Estados Unidos en enero próximo.

Además, los Cuerpos de Paz revisarán "el clima de seguridad" en Honduras antes de continuar con sus operaciones en este país.

También se han cancelado los cursos de preparación de enero para los voluntarios destinados a Guatemala y El Salvador, debido a "preocupaciones" sobre la seguridad en ambos países, según el comunicado del organismo de voluntariado.

En El Salvador y Guatemala se mejorará el apoyo a los 113 y 222 voluntarios que tienen ahora, respectivamente, los Cuerpos de Paz en servicio.

Los Peace Corps fueron creados en 1961 por el entonces presidente John F. Kennedy como un cuerpo de voluntarios de EE.UU. que han servido en más de 130 países en cuestiones relacionadas con salud pública y preservación medioambiental.