Después de golear a su antojo en los cuatro primeros meses, Manchester City llega a un punto crucial de la temporada en la época Navideña como líder del fútbol inglés por primera vez desde 1929.

En aquel año, el City no pudo mantener el paso, y no fue hasta 1937 que ganó su primer título, y luego tuvo que esperar hasta 1968 para repetir la gesta.

Esta vez, otro tropiezo sería inaceptable para los dueños del City que han gastado una fortuna en el fichaje de estrellas en los tres últimos años.

El City ha mostrado su temple desde que fue eliminado de la Liga de Campeones y tras perder ante Chelsea, su primer revés de la temporada, al responder con dos triunfos consecutivos en la liga Premier que le devolvieron su ventaja de dos puntos sobre Manchester United.

El City tiene 53 goles en 17 partidos en la Premier antes de su duelo del lunes ante West Bromwich Albion, más del doble de los que tenía en el mismo momento el año pasado.

"El año pasado recibimos muchas críticas porque los goles no estaban llegando", comentó el zaguero del City, Joleon Lescott. "Pero este año tenemos la confianza para anotar más goles".

"Necesitábamos un cambio y ahora hay un ambiente de confianza. Pero es moderada, no queremos ser arrogantes. Los más importante es seguir avanzando y mantener los pies sobre la tierra".

Roberto Mancini ya lleva dos años como timonel del City y la temporada pasada puso fin a la sequía de 35 años sin un trofeo, al ganar la Copa de la FA en mayo. Ahora la meta es conquistar el primer título de la liga desde 1968.

"Tenemos que ganar los partidos como visitante", comentó el timonel italiano. "Sólo tenemos un punto en los dos últimos (partidos como visitante)".

Un tropiezo en la cancha de West Brom podría abrir la puerta para que United se apodere de la cima si derrota el lunes a Wigan. Los campeones mantienen la presión sobre el City a pesar de varios reveses esta temporada, incluyendo la eliminación de la Liga de Campeones y una humillante derrota 6-1 ante el City.

"Hemos demostrado la capacidad de recuperarnos cada vez que hemos tenido un traspié", dijo el viernes el técnico de United, Alex Ferguson. "Eso dice mucho sobre la personalidad de este equipo".

"Esta temporada hemos perdido algunos partidos de forma dramática y quizás un poco más notable en el sentido del impacto que tienen en nuestras posibilidades de ganar trofeos. Fueron derrotas malas para nosotros, pero siempre nos ha rescatado la personalidad del equipo".

Los equipos de Manchester terminan la semana con una ventaja aún más amplia sobre sus escoltas, después que Tottenham empató 1-1 con Chelsea en un duelo entre el tercero y el cuarto.

Tottenham está a siete puntos de United y a nueve del City, con un partido menos, mientras que Chelsea ocupa el cuarto puesto a dos unidades de Tottenham.

La enfermería de Tottenham creció el jueves con la lesión del volante Rafael van der Vaart que lo mantendrá alejado de las canchas hasta enero.

Arsenal hace lo posible por meterse entre los cuatro primeros y el técnico Arsene Wenger tiene que buscar alternativas para remendar su defensa, que se ha visto afectada por las bajas de Kieran Gibbs, Johan Djourou, André Santos, Carl Jenkinson y Bacary Sagna.

Arsenal recibe el martes a Wolverhampton Wanderers en un partido que fue pospuesto 24 horas debido a una huelga de los conductores del metro en Londres.

En los otros partidos del lunes, Newcastle visita a Bolton, Liverpool recibe a Blackburn, Everton viaja a Sunderland y Stoke choca con Aston Villa.

El martes, Swansea enfrenta a Queens Park Rangers.