La Asamblea Nacional de Cuba comenzó hoy su segundo y último pleno del año con la presencia del presidente cubano, Raúl Castro y con el debate de la situación económica del país y los planes presupuestarios para 2012 en agenda.

Medios oficiales de la isla informaron hoy que la sesión parlamentaria ha sido inaugurada en el Palacio de Convenciones de La Habana con la asistencia del gobernante cubano, quien tradicionalmente cierra esas reuniones con un discurso.

La sesión se celebra entre la expectativa de que Raúl Castro ofrezca novedades sobre la flexibilización migratoria que anunció el pasado agosto aunque sin dar plazo.

Oficialmente, ni medios estatales ni fuentes oficiales han confirmado que vaya a referirse al tema.

La prensa extranjera acreditada en Cuba no tiene acceso a este pleno, al igual que tampoco fue convocada para el del pasado agosto, las dos únicas reuniones ordinarias que celebra el Parlamento al año.

Por la tarde la televisión estatal trasmitirá "momentos" de la sesión, informaron hoy los medios oficiales (todos lo son).

Según el programa divulgado en los últimos días, los diputados deberán aprobar hoy el plan económico y el presupuesto para 2012, y analizarán la marcha de los ajustes económicos impulsados por el Gobierno para "actualizar" el modelo socialista cubano.

Además, se prevé que la Fiscalía General y el Tribunal Supremo rindan cuenta ante el plenario del octavo periodo ordinario de sesiones de la séptima legislatura.

La sesión de hoy fue precedida de las reuniones de las doce comisiones de trabajo de la Asamblea el martes y el miércoles, para evaluar diversos temas del panorama económico, político y social del país.

La Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba (parlamento unicameral) es elegida cada cinco años y está integrada por más de 600 diputados.