Al menos ocho personas han muerto después de que un camión se estrellara contra varias viviendas al este de Manila, informaron hoy las autoridades locales.

El vehículo descendía por un tramo de carretera montañosa en la ciudad de Antipolo, a 25 kilómetros de la capital filipina, cuando el conductor perdió el control y se precipitó contra un grupo de casas, confirmó el superintendente de la Policía, Cesar Prieto.

El conductor y otras cuatro personas se encuentran heridas a causa del accidente.

Cientos de personas mueren cada año en Filipinas por accidentes de este tipo debido al mal estado de las carreteras y los vehículos, la conducción temeraria y la laxitud de las autoridades de tráfico.