Ocho ex funcionarios de la policía secreta, entre ellos un ex subdirector de ese organismo, serán interrogados por la Fiscalía General por su presunta responsabilidad en el delito de tortura sicológica a una periodista, informó el jueves el ente investigador.

Entre los ocho ex funcionarios que serán interrogados en una fecha por determinar figura José Miguel Narváez, quien está detenido desde agosto de 2009 en una guarnición militar a las afueras de Bogotá y sobre quien ya pesan varias averiguaciones, entre ellas una por ser el presunto autor intelectual del asesinato de un humorista y periodista en 1999.

La Fiscalía también indicó en un comunicado que remitió copias de la investigación sobre la tortura sicológica a la periodista Claudia Julieta Duque a la Corte Suprema y para que investigue la presunta participación en tales hechos de Jorge Noguera, quien fue director del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) o policía secreta, ya condenado por el máximo tribunal en septiembre pasado a 25 años de prisión por los delitos de homicidio y concierto para delinquir.

De acuerdo con la Fiscalía, la investigación en el caso de Duque, colaboradora en varias publicaciones nacionales e internacionales, nació de una denuncia que presentó la misma periodista en octubre del 2004 y "que se refiere a la persecución sistemática y constantes amenazas de las que era objeto por su ejercicio profesional dedicado al periodismo investigativo".

En esas averiguaciones judiciales, la Fiscalía constató que desde el DAS se cometieron acciones "irregulares como seguimientos, interceptaciones telefónicas, y amenazas" a varias personalidades.

"De acuerdo con lo establecido por un fiscal de la Unidad Nacional de Derechos Humanos...funcionarios del DAS actuaron en forma secuencial y sistemática contra la vida y la tranquilidad de la comunicadora", añadió la Fiscalía en el comunicado difundido en su página de internet.

La decisión de la Fiscalía "es un primer paso de justicia...después de 10 años de impunidad", dijo Duque, de 41 años, en entrevista telefónica. La decisión judicial "la recibo con expectativa...y con mucho agrado", añadió.

En delito de tortura, ya sea física o sicológica, es castigado con mínimo seis años de prisión y la pena aumenta hasta en una tercera parte en caso de haber sido cometido por un servidor público.

Narváez, quien se desempeñó como subdirector del DAS entre mayo y octubre de 2005, cuando fue destituido por denuncias periodísticas que lo relacionaban con paramilitares; enfrenta diversos procesos judiciales por casos que van desde hacer parte de una red de espionaje montada desde el DAS hasta el homicidio del senador izquierdista Manuel Cepeda Vargas, en 1994, y el asesinato del humorista y periodista Jaime Garzón, en 1999.

El ex subdirector del DAS ha negado cualquier participación suya en los dos homicidios y en las labores de espionaje.

Debido a todos los escándalos, el gobierno del presidente Juan Manuel Santos decretó en octubre pasado el cierre del DAS y anunció la creación de una nueva agencia de inteligencia.