El presidente de Bolivia, Evo Morales, llegó hoy a la ciudad peruana de Cuzco, donde se reunirá con su colega peruano, Ollanta Humala, y pasará la Navidad, con visitas a la ciudadela de Machu Picchu y otros atractivos turísticos.

El gobernante boliviano fue recibido por las autoridades de la región de Cuzco, que hoy lo declararán "huésped ilustre" y le entregarán "la vara de mando cuzqueña".

"Se trata de un reconocimiento a su alta investidura, como representante máximo de una nación hermana", señaló el alcalde cuzqueño, Luis Flórez.

No se informó de quienes forman parte de la comitiva del mandatario visitante.

Morales tiene planeado reunirse hoy con Humala, aunque las fuertes lluvias que se presentan en la capital cuzqueña han retrasado la salida de los vuelos desde Lima hacia esa ciudad del sur de Perú.

La agenda del mandatario visitante señala que ambos gobernantes firmarán una declaración conjunta y después jugarán un partido de fútbol sala y almorzarán juntos.

Morales permanecerá hasta el próximo lunes en el Cuzco, donde visitará sitios turísticos como Machu Picchu, el Valle Sagrado de los Incas, los centros arqueológicos de Ollantaytambo y Sacsayhuamán, los museos del centro histórico y otros atractivos.