El Ministerio de Turismo de El Salvador lanzó hoy una campaña encaminada a incrementar la llegada de turistas a sus sitios arqueológicos aprovechando la cuenta regresiva para el cambio de era marcado en el calendario maya.

La campaña Baktún 2012 se enmarca en la iniciativa de la Ruta Mundo Maya, con la que México, Guatemala, Honduras, Belice y El Salvador buscan promocionarse como "un multidestino", dijo el ministro salvadoreño de Turismo, José Napoleón Duarte.

Según expertos, hoy comenzó la cuenta regresiva del último año solar del calendario maya y de la primera era de la humanidad, hasta llegar al 21 de diciembre de 2012, cuando se cumplirá el ciclo "13 Baktún" o los 5.125 años de existencia de la civilización que empezaron a contarse a partir del 3.114 antes de Cristo.

La llegada del año 2012 está rodeada de vaticinios apocalípticos, como el fin del mundo, pero los países de la Ruta Mundo Maya, en los cuales habitó dicha civilización precolombina, prevén aprovechar la ocasión para promocionarse como destino turístico.

Duarte explicó a periodistas que con esta iniciativa "se busca incrementar la llegada de turistas a nivel regional e internacional", principalmente a los sitios arqueológicos mayas, pero también al resto de atractivos turísticos de estos países.

Este "multidestino" que se extiende entre México y El Salvador "brinda una amplia oferta turística en el segmento arqueológico", remarcó.

Además, estos países ofrecen una buena conectividad aérea e infraestructura de carreteras, amplia oferta de alojamiento y condiciones de seguridad, agregó.

En el caso de El Salvador, "se inicia una nueva era en el turismo arqueológico", para "atraer más turistas internacionales con el objetivo de que conozcan sobre la riqueza cultural que ofrecemos con nuestros legados mayas", añadió el funcionario.

Recordó que El Salvador cuenta con importantes sitios arqueológicos como San Andrés y Joya de Cerén, ambos en el occidente del país y este último declarado Patrimonio de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) en 1993.

"La industria turística salvadoreña juega un papel trascendental" para aprovechar el interés que despierta "el cambio de era marcado en el calendario maya para atraer más turistas a nuestro país", subrayó Duarte.

Los operadores turísticos, enfatizó, deben ofrecer "un nuevo producto, incluyendo dentro de su amplia oferta los sitios arqueológicos que tienen una rica cultura histórica".

El turismo generó al menos 7.341,1 millones de dólares en 2010 a Centroamérica; de los países del Mundo Maya, Guatemala registró 1.378 millones, Honduras 650 millones y El Salvador 518 millones de dólares, según datos de la Secretaría de Integración Turística Centroamericana (SITCA).

Panamá y Costa Rica obtuvieron los mayores ingresos por turismo en 2010, con 2.552,5 y 1.961,1 millones de dólares, respectivamente, mientras que Nicaragua recibió 281,5 millones, mientras que de Belice no hay información disponible, según el reporte.

Según la Organización del Mundo Maya, en 2012 se prevé un incremento del turismo del 4,5% hacia los sitios arqueológicos y culturales mayas.