El expresidente colombiano Andrés Pastrana le pidió hoy en una carta al secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, que aclare el contenido de un cable revelado por WikiLeaks en el que funcionarios estadounidenses reportaban una acusación sobre supuestas falsas desmovilizaciones.

En la misiva, publicada en la edición digital del periódico colombiano El Espectador, Pastrana hace referencia a un documento clasificado fechado el 28 de junio de 2006 que publicó ese mismo diario.

Este reproducía una conversación entre el entonces embajador de EE.UU. en Colombia, William Wood, y el que era responsable en el país andino de la Misión de Apoyo de la Organización de Estados Americanos (MAPP-OEA), el argentino Sergio Caramagna.

Caramagna decía en el mensaje que el ministro del Interior de ese tiempo, Sabas "Pretelt culpó a (el negociador y comisionado de Paz, Luis Carlos) Restrepo por inundar el sistema con más de 12.000 paramilitares por encima de los que el Gobierno de Colombia había originalmente estimado".

"El testimonio del señor Caramagna adquiere la mayor importancia cuando se trata de la palabra del ministro del Interior haciendo una imputación del proceso y para el país ante un testigo excepcional", consideró Pastrana en la carta.

Puesto que se trata de un asunto de público conocimiento a raíz de su divulgación por la red WikiLeaks, Pastrana instó a Insulza para que "se pronuncie sobre las consecuencias que tuvo lo relatado por el señor Caramagna en aras de la transparencia y credibilidad" de la gestión de la MAPP-OEA en un "complejo momento" de Colombia.

El expresidente (1998-2002) trajo este asunto a colación de un anuncio de imputación de cargos que la fiscal general de Colombia, Viviane Morales, hizo el pasado lunes contra Restrepo, quien a su juicio es responsable de la falsa desmovilización del llamado frente Cacica Gaitana de las FARC, en marzo de 2006.

Distintos testimonios denunciaron que los supuestos miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) fueron mendigos y drogadictos reclutados en varias ciudades a quienes se vistió con uniforme militar y entregaron fusiles de juguete.

Por ello, Morales pidió una audiencia para acusar a Restrepo de los delitos de peculado, concierto para delinquir y fraude procesal que se celebrará el próximo 20 de enero.