China venderá a Bolivia seis helicópteros para uso civil con lo que suman 14 aeronaves, además de un satélite, que ese país vendió a la nación andina desde 2008 en gran medida con créditos otorgados por su mayor banco, se informó oficialmente.

En una ceremonia el jueves encabezada por el presidente Evo Morales y el embajador chino Zhen Zhiliang, los gobiernos de ambos países concretaron la venta a Bolivia de media docena de helicópteros Harbin H425 para tareas civiles y humanitarias del ejército boliviano, informó el comandante de ese arma, general Antonio Cueto.

No se mencionó el costo de las aeronaves pero serán financiadas con una línea de crédito concesional que otorgó el gobierno chino por 300 millones de dólares que incluye la compra de dos aviones comerciales MA-60, tuberías de gas, perforadoras, maquinaría de construcción de carreteras y los seis helicópteros, explicó Zhiliang.

De ese paquete ya se concretó la compra de tuberías de gas y los MA-60, modernos aviones de transporte con capacidad para 60 personas a un costo de 35 millones de dólares cada uno que se operan desde 2008 al servicio de una aerolínea comercial administrada por militares bolivianos.

La maquinaria de construcción y las perforadoras de hidrocarburos serán entregadas en enero y los helicópteros hasta el 2013, dijo Zhiliang. "Se ha logrado un gran avance en las relaciones económico-comerciales. El comercio este año superará por primera en la historia los 500 millones de dólares. Se ha ampliado la cooperación al área de minería, energía, transporte, comunicación alta tecnología", acotó.

Los helicópteros multipropósito transportan hasta 4 toneladas o 25 pasajeros y serán utilizados en defensa civil.

Al margen de esos acuerdos, Bolivia compró a China seis aviones ligeros de combate k-8 que la semana pasada entraron en operaciones para control del espacio aéreo y lucha contra el narcotráfico.

Los k-8 fueron armados en Bolivia y son la más importante compra de armamento militar de los últimos años y sustituirán a la flotilla de los viejos T-33.

Pero la compra más importante a China es un satélite cuyo costo asciende a 295,4 millones de dólares. De ese monto 251,1 millones son crédito otorgado por el Banco de Desarrollo de China y 44,3 son aporte que Bolivia desembolsó en su totalidad, según informó el miércoles el Ministerio de Economía.

La gigante china Great Wall Industry Corporation construirá y pondrá en órbita el satélite a fines de 2013 o principios de 2014.

Está en curso otra gestión para el primer parque eólico en Bolivia en una región del sur rica en hidrocarburos cuyas autoridades buscan sustituir y ahorrar gas natural para exportarlo.

La estatal china Sinomach construirá el parque para producir 21 megavatios (MW) para la región de Tarija a 650 kilómetros al sur de La Paz, principal productora de gas natural, el mayor producto de exportación del país.

China también coopera a Bolivia en la exploración de yacimientos de litio en el segundo salar del país.

Las exportaciones bolivianas a China registraron su mayor incremento en 2010, con 208 millones de dólares en su mayoría minerales y otras materia primas. "Las relaciones entre los dos países se encuentran en su mejor período histórico", dijo el diplomático.