Chevron Corp. pidió el miércoles a las autoridades ecuatorianas que investiguen la conducta de los abogados de los demandantes y de un juez que determinó una indemnización de 18.000 millones de dólares en un caso de contaminación por petróleo.

La compañía dijo que envió una carta al procurador general de justicia del país argumentando que existió fraude y corrupción en el caso. En la carta, la compañía acusó a los abogados de los demandantes de trabajar con el juez Nicolás Zambrano para redactar el veredicto emitido en febrero.

Karen Hinton, portavoz estadounidense de los ecuatorianos que ganaron el juicio contra la petrolera, desestimó las acusaciones.

"La decisión del tribunal de Ecuador que declaró a Chevron culpable se basa en evidencia científica válida, gran parte proporcionada por los propios expertos de Chevron y auditores", dijo Hinton en una declaración enviada por correo electrónico.

Hinton agregó que la carta de la compañía "no es más que un ardid de relaciones públicas orquestado por Chevron para distraer la atención de su indemnización de 18.000 millones de dólares".

Chevron había alegado previamente que hubo fraude en la demanda sobre contaminación en la selva del Amazonas hace más de dos décadas por parte de Texaco. Chevron adquirió Texaco en el 2001.

Los demandantes también acusaron a Chevron de engañar a un tribunal ecuatoriano para ocultar el nivel de la contaminación.

Chevron dio a conocer el miércoles la carta y un comunicado detallando sus acusaciones. Los intentos para establecer contacto con las autoridades ecuatorianas fueron infructuosos.

"Las acusaciones de Chevron se basan en la creencia racista de los ejecutivos de la empresa de que un juez ecuatoriano no está calificado para redactar con lenguaje académico un fallo con base científica. Chevron ha perdido fuerza y ahora recurre a medidas desesperadas para salvarse", dijo Hinton.