El escolta estrella de Los Ángeles Lakers, Kobe Bryant, sufre el desgarro de un ligamento de la muñeca derecha que le impedirá jugar esta noche el partido de pretemporada contra su rival local, los Clippers.

La condición física de Bryant, que se lesionó precisamente el lunes durante el primer partido de pretemporada que disputaron ambos equipos en el Staples Center, será determinada a diario por los doctores de los Lakers.

Bryant sufrió la lesión en el tercer periodo del partido del pasado lunes, que perdieron 95-114 ante los Clippers, al caer al suelo después que el pívot DeAndre Jordan le bloqueara un tiro a canasta.

La estrella de los Lakers fue examinado por el doctor Steven Shin, de la Clínica Ortopédica Kerlan-Jobe, y hoy se sometió a una resonancia magnética en la que se le descubrió el desgarro del ligamento lunotriquetral, una banda de tejido que conecta los huesos de la muñeca.

"Estos son pequeños ligamentos que sirven para mantener los huesos de la muñeca juntos y tenga movimiento y estabilidad", explicó el Dr. Robert Klapper, un cirujano ortopédico en el hospital Cedars-Sinai Medical Group, en declaraciones a la emisora de radio "710 ESPN", en Los Ángeles.

Klapper, explicó que las lesiones de la muñeca de esa naturaleza por lo general no requieren cirugía, pero puede que Bryant tenga que estar entre tres o cuatro semanas de baja, dependiendo del grado de desgarro que tenga en el ligamento.

"Si está completamente desgarrado, hablamos de un mes", valoró Klapper. "Pero, si es sólo como aparece en la resonancia magnética, hematomas en los ligamentos o en el hueso, entonces eso es una historia diferente. Entonces, es una lesión menor".

El nuevo entrenador de los Lakers, Mike Brown, dijo que nada más que conoció la condición médica de Bryant decidió darle de baja para el partido de esta noche ante los Clippers.

Los Lakers comenzarán la temporada regular el próximo domingo, Día de Navidad, cuando en el Staples Center se enfrenten a los Bulls de Chicago.

La lesión de Bryant llega en el peor momento para el equipo después que no pudieron conseguir al base Chris Paul de los Hornets de Nueva Orleans, que luego fue traspasado a los Clippers, y además tuvieron que enviar al alero Lamar Odom a los Mavericks de Dallas tras la petición del jugador de salir del equipo.

"No puedo hablar hasta el domingo", comentó Brown sobre la posibilidad que Bryant pueda jugar. "Es posible que en el entrenamiento del jueves trabaje con el equipo o no lo haga, aunque creo que a partir de ese momento podremos tener una mejor idea de la condición física de Kobe (Bryant)".

El escolta estrella de los Lakers entrenó el martes, pero no participó hoy en los tiros a canasta que hicieron el resto de los compañeros al sentir dolor en la parte superior de la mano derecha.

La noticia de lesión se presenta como un duro golpe para Bryant, de 33 años, que dijo haber llegado al campo de entrenamiento en una gran forma después de haberse sometido el pasado verano en Alemania a una operación innovadora para corregirle las molestias que arrastraba en su rodilla derecha.

Las mismas que la pasada temporada no le permitieron trabajar bien durante la preparación del campo de entrenamientos, algo que no había sucedido este año.

Bryant también ha trabajado durante el campo de entrenamiento sin ningún tipo de protección en su dedo índice derecho, afectado la pasada liga por dolores de artritis, lo que demuestra que está recuperado de esa dolencia.

"Obviamente, me siento mucho más fuerte y mucho más rápido para que pueda llegar a canasta, además de tirar mejor desde la línea de personal, lo que será una gran ventaja para nosotros", declaró Bryant a su llegada al campo de entrenamiento.

Si Bryant no pudiese jugar el domingo, los Lakers tendrían la segunda baja importante, dado que el pívot titular Andrew Bynum tampoco podrá hacerlo durante los cinco primeros partidos de la nueva temporada por estar suspendido.

Bynum golpeó de forma intencional al base puertorriqueño José Juan Barea en el cuarto partido de las semifinales de la Conferencia Oeste que el pasado mayo disputaron contra los Mavericks de Dallas.