El exmandatario estadounidense Bill Clinton dijo que el actual presidente de EE.UU., Barack Obama, no debería descartar la opción militar frente al programa nuclear de Irán, según extractos de una entrevista con la cadena Fox News difundidos hoy.

"No creo que el presidente deba dejar ninguna opción militar fuera de la mesa", comentó Clinton en la entrevista, que será transmitida en la noche de este miércoles.

No obstante, aclaró que lidiar con Irán y su programa nuclear "es complicado" y que puede haber otras maneras diferentes a la militar de solucionar el tema.

A juicio de Clinton, que fue presidente de EE.UU. desde 1993 a 2001, "sería una locura" que los iraníes decidieran lanzar un arma nuclear "porque su sociedad entera desaparecería".

El secretario de Defensa estadounidense, Leon Panetta, dijo el lunes en una entrevista con la cadena CBS que su país hará todo lo que sea necesario, incluida la opción militar, para evitar que Irán desarrolle un arma nuclear.

Panetta también afirmó que un arma nuclear en Irán es algo "inaceptable" y sostuvo que Teherán ha llegado a un punto en el que podría tenerla en un año o quizá menos.

El Gobierno que preside Barack Obama aumentó en noviembre la presión contra Irán al declarar a ese país "jurisdicción de preocupación prioritaria por lavado de dinero", e impuso nuevas sanciones contra los sectores nuclear y petroquímico.

Las sanciones y condenas contra Irán se han multiplicado en las últimas semanas a raíz de un informe del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), publicado el pasado 8 de noviembre, sobre las crecientes sospechas de que su programa nuclear tiene una vertiente militar, destinada a fabricar bombas atómicas.

Irán señala que ese informe se hizo con datos falsos, al dictado de EE.UU. e Israel, sus grandes enemigos, y ha negado tajantemente que tenga intención de fabricar bombas atómicas, pero también ha dejado claro que no abandonará su programa nuclear con fines civiles pacíficos.

La embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Susan Rice, aseguró hoy ante el Consejo de Seguridad que, después de leer el informe del OIEA sobre Irán, nadie puede creer más que el programa nuclear de Teherán tiene solo fines pacíficos.