Arsenal anunció que su partido del lunes contra Wolverhampton Wanderers fue pospuesto al martes debido a una huelga de conductores del metro de Londres.

Arsenal tenía previsto recibir a Wolves como parte del itinerario del tradicional Boxing Day, pero el encuentro ahora será el martes, que también es un día feriado en Gran Bretaña.

La huelga suspendería el servicio del metro en algunos sectores de Londres, al igual que los trenes que llegan a la capital, lo que provocaría problemas a los hinchas que quieran llegar el estadio Emirates, señaló Arsenal.