La Universidad de Chile buscará este jueves la final del torneo Clausura frente a una diezmada Universidad Católica que ya perdió, en su cancha, el partido de ida de las semifinales, el pasado fin de semana.

Los integrantes e hinchas de la U de Chile aguardan no solo el pase a la final, sino el título del Clausura, que coronaría un año redondo para las huestes azules, que ya disfrutaron los títulos del Apertura y la Copa Sudamericana.

Los dirigidos del argentino Jorge Sampaoli, que ganaron el partido de ida por 1-2 a la Católica, suman en este momento 36 partidos sin derrotas y son los grandes favoritos para el encuentro de vuelta, a disputarse a las 19.00 horas (22.00 GMT) de este jueves en el Estadio Nacional de Santiago.

Una de las características de jugadores, técnicos y dirigentes de la U ha sido la cautela y esta vez no ha sido la excepción.

"Todos nos dan por clasificados, pero acá decimos que faltan 90 minutos, será muy complicado y hay que tomar los resguardos posibles", comentó el volante Marcelo Díaz al sintetizar los pensamientos de la plantilla.

Díaz agregó que todos asumen que la mayor presión les corresponde a ellos: "Tenemos la responsabilidad de ganar porque hemos sido el más ganador del año. Hay estadísticas que nos avalan, para el que quede eliminado será una frustración y un fracaso importante".

El técnico Sampaoli solo tiene en duda al centrocampista Charles Aránguiz, que en caso de baja sería sustituido por Albert Acevedo.

En la UC, entre las bajas que tiene Mario Lepe destacan Milovan Mirosevic y Jorge Ormeño, expulsados en la semifinal de ida y los lesionados César Carignano, Rodrigo Valenzuela y Fernando Meneses, todos titulares. Están en duda Fernando Meneses, Felipe Gutiérrez, Francisco Pizarro y José Luis Villanueva y Roberto Cereceda.

Sin embargo, el arquero Cristopher Toselli aseguró que en la plantilla aún hay confianza: "Tenemos bajas importantes, pero confío en los que ocuparán su lugar. Prefiero que nos den por muertos, tenemos mucho que ganar y poco que perder, no tenemos que desesperarnos", sostuvo.

El ganador de esta llave se enfrentará en la final con el Cobreloa en partidos de ida y vuelta los días 26 y 29 de diciembre. El Cobreloa dejó en el camino al Colo Colo.