Un tribunal etíope declaró hoy culpables de apoyar el terrorismo a los dos periodistas suecos detenidos el pasado mes de julio junto a un grupo independentista etíope, el Frente de Liberación Nacional de Ogadén (FLNO).

Tras la lectura del fallo, la Fiscalía solicitó una pena de más de 18 años de cárcel para los acusados, Martin Schibbye y Johan Persson, que supera la condena esperada de 15 años de prisión.

El Tribunal emitirá sentencia en el plazo de una semana, según manifestó el juez, Shemsu Sirgaga.

Tras conocerse el veredicto, Amnistía Internacional (AI) manifestó que "no hay pruebas" para condenar a los reporteros, a quienes considera "presos de conciencia procesados por su trabajo legítimo".

Schibbye y Persson, colaboradores de la agencia gráfica sueca Kontinent, fueron arrestados en julio en Ogadén (sudeste de Etiopía), en un enfrentamiento entre fuerzas etíopes y el FLNO, grupo etíope de etnia somalí que lucha por la secesión de esa región.

Los reporteros fueron detenidos junto a los etíopes de origen somalí Abdi Wely y Khalif Ali, quienes figuraban entre las decenas de combatientes del FLNO que les acompañaban mientras entraban en Etiopía desde la vecina Somalia, según la policía etíope.

El juicio contra los reporteros suecos se ha convertido en una batalla por la libertad de prensa en Etiopía.

En una carta enviada a la ONU, la organización Reporteros Sin Fronteras (RSF) acusó a Etiopía de utilizar sus leyes antiterroristas para menoscabar la libertad de expresión y de prensa.

"En nombre de la lucha contra el terrorismo, el Gobierno (de Etiopía) amordaza a la disidencia y las voces críticas, atentando contra los derechos humanos y las libertades fundamentales", escribió el secretario general de RSF, Jean-Francois Julliard.

Los periodistas suecos han negado que apoyen al FLNO, pero sí han admitido que entraron en Etiopía de manera ilegal.

Según la acusación, los periodistas conspiraron para ayudar al FLNO y promocionar sus actividades, bajo la tapadera de realizar trabajos periodísticos.

Schibbye y Persson se reunieron supuestamente con líderes del FLNO en Londres, Kenia, Somalia, y entraron en Etiopía para promover actos del grupo terrorista, según una resolución del juez Sirgaga, emitida el pasado 3 de noviembre.

El FLNO ha estado luchando por la independencia de la región de Ogadén desde 1984.