Hungría es la más reciente nación europea a la que Standard & Poor's Ratings Services rebaja su calificación de deuda.

Los analistas de S&P bajaron la nota para la deuda soberana de Hungría a corto y largo plazo de "BBB-/A-3" a "BB+/B". La medida coloca los bonos húngaros fuera de grado de inversión, o en categoría basura. El panorama es "Negativo", lo que refleja la opinión de los analistas de S&P acerca de que hay una posibilidad en tres de que haya una degradación en el próximo año si el desempeño fiscal se deteriora.

Los analistas dijeron que los cambios en el funcionamiento del banco central que parecen acotar la independencia del banco han minado la efectividad de la institución.

La Unión Europea y el FMI suspendieron el viernes negociaciones preliminares con Hungría sobre un paquete de rescate financiero debido a algunas de las mismas preocupaciones expresadas por S&P.