La Bolsa surcoreana subió hoy un importante 3,09 por ciento en una jornada en la que los inversores desviaron su atención de la muerte del dictador norcoreano Kim Jong-il para centrarse en los signos de mejora económica en Europa y EEUU.

El índice Kospi del mercado surcoreano cerró hoy con una subida de 55,35 puntos, el 3,09 por ciento, y terminó la sesión en 1.848,41 unidades, mientras que el indicador de valores tecnológicos Kosdaq ganó 11,03 puntos, un 2,25 por ciento, y se situó en 500,64 puntos.

Analistas consultados por la agencia local Yonhap consideraron que el temor a que la muerte del dictador norcoreano Kim Jong-il desate la inestabilidad en la península coreana no tuvo hoy impacto alguno en el parqué, después de que el Kospi cayera un 3,43 por ciento el lunes, día en que se anunció el fallecimiento.

La fructífera subasta de bonos de deuda soberana de España del día anterior y los datos positivos del ritmo de construcción de viviendas en Estados Unidos en noviembre, que aumentó un 9,3 por ciento con respecto a octubre y alcanzó su nivel más alto desde abril de 2010, impulsaron los ánimos de los inversores.

Los principales valores surcoreanos lideraron las ganancias, entre ellos Samsung Electronics, el mayor fabricante mundial de chips de memoria, que subió un importante 4,45 por ciento, y Hyundai Mobis, principal fabricante nacional de auto partes, que se apuntó un 3,42 por ciento.

Grandes refinerías como SK Innovation, la mayor de Corea del Sur, o S-Oil, la tercera del mercado surcoreano, ganaron terreno gracias a la subida del precio del crudo y avanzaron un 4,23 por ciento y un 5,32 por ciento, respectivamente.

Los valores financieros cerraron en positivo gracias a que las buenas noticias procedentes de Europa y Estados Unidos despertaron el optimismo con respecto a los problemas de deuda del sector bancario europeo.

De este modo, KB Financial Group, propietaria de banco líder en Corea del Sur, subió un 4,34 por ciento, mientras que el tercer grupo surcoreano, Shinhan Financial, escaló un 6,3 por ciento.

La divisa local, el won, se apreció 14,5 unidades con respecto al dólar, que al cierre se intercambió por 1.147,7 wones.