Un juez federal dispuso hoy el procesamiento del almirante Jorge Godoy, jefe de la Armada argentina, por presuntas actividades de espionaje a dirigentes políticos, sociales y organizaciones de Derechos Humanos, informaron fuentes oficiales.

El juez Daniel Rafecas ha procesado también al subjefe de la Armada durante el periodo 2003 a 2006, el vicealmirante Benito Rótolo, y ha pedido que se investigue la desaparición de "partes de información" y "otras pruebas documentales comprometedoras".

Según el Centro de Información Judicial, los militares han sido procesados en el marco de la investigación abierta por "espionaje interno" a "dirigentes sociales y políticos y que apuntaban también al seguimiento de actividades de organismos de derechos humanos".

El juez considera probado que Godoy y Rótolo "controlaban el aparato de inteligencia de la Armada Argentina y tenían conocimiento de que desde allí se llevaban a cabo, en forma sistemática y permanente, incluso desde antes de asumir ambos el comando de la fuerza, prácticas de inteligencia interna", continuó la fuente.

La investigación se abrió tras una denuncia del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) sobre actividades de inteligencia interna en una base de la armada ubicada en Trelew, provincia de Chubut (sur).

Entre esas actividades, los denunciantes se refirieron al seguimiento de actos organizados por grupos de Derechos Humanos y semblanzas de altos funcionarios, incluida la ministra de Seguridad, Nilda Garré.

La pruebas reunidas en la investigación confirmaron que el espionaje interno era una práctica en la que participaron los "máximos órganos de inteligencia de la Fuerza".

Según el juez, el espionaje era "una actividad habitual, prolongada y reiterada en el tiempo en la Armada Argentina, en la que han participado tanto activa como pasivamente los diversos órganos que conformaban el Sistema de Inteligencia Naval, lo cual incluyó a los más altos integrantes del mismo".