El presidente surcoreano Lee Myung-bak pidió estabilidad en Corea del Norte y dijo que las tropas de su país desplegadas en la frontera están en alerta.

Corea del Sur colocó el lunes a sus tropas en alerta después de la muerte del líder norcoreano Kim Jong Il. La casa presidencial surcoreana dijo que Lee hizo tales comentarios el jueves en una reunión con legisladores.

Todas las señales que provienen de Corea del Norte sugieren que la transición de poder al hijo de Kim Jong Il está transcurriendo sin problemas. Funcionarios de Estados Unidos y Corea del Sur no están viendo movimientos de tropas inusuales ni un fortalecimiento de la ya muy fortificada frontera.

George Little, secretario de Prensa del Pentágono, señaló que hasta el miércoles los militares estadounidenses no han visto ningún movimiento militar inusual por parte de los norcoreanos.