La Confederación Brasileña de Automovilismo (CBA) anunció hoy que pidió a la Justicia la impugnación de la licitación de las obras del Parque Olímpico de Río de Janeiro, principal escenario de los Juegos Olímpicos de 2016.

El Parque Olímpico va a ser levantado en los terrenos del autódromo Nelson Piquet, que la CBA aceptó ceder a los organizadores de los Juegos Olímpicos a cambio de la construcción de una nueva pista en la ciudad.

El acuerdo firmado entre la CBA y las autoridades brasileñas prevé que el nuevo autódromo tenga capacidad para albergar carreras de Fórmula Uno y sea inaugurado antes de derruir la pista actual.

El Ayuntamiento de Río de Janeiro ha delimitado un área de 120 hectáreas en el barrio de Deodoro para construir el nuevo circuito, pero las obras no tienen fecha de inicio.

La licitación del parque olímpico está prevista para el próximo 18 de enero y, previsiblemente, las obras de las instalaciones olímpicas comenzarán pocos meses después.

El parque olímpico albergará las pruebas de natación, gimnasia, baloncesto, balonmano, tenis, judo, taekwondo, lucha libre, hockey sobre hierba y ciclismo.

"No estamos en contra a la realización de una edición de los Juegos Olímpicos en el país, pero no estamos de acuerdo con que el automovilismo pague un precio tan alto e inaceptable", dijo el presidente de la CBA, Cleyton Pinteiro, citado en un comunicado.