México y otros países latinoamericanos creen que la nueva ley inmigratoria de Utah perjudica las relaciones diplomáticas con Estados Unidos.

El periódico Deseret News informó el miércoles que 14 países latinoamericanos presentaron recientemente un escrito del tipo Amicus curiae — de los realizados por terceros ajenos a un litigio — en apoyo a la demanda del Departamento de Justicia estadounidense contra los intentos del gobierno de Utah para controlar la inmigración.

Un juez federal bloqueó provisionalmente la entrada en vigencia de la ley de Utah, bajo la cual las personas acusadas de delitos graves deben demostrar su ciudadanía, en tanto la Policía puede verificar el estatus legal en el país de aquellos detenidos por infracciones menores.

El juez federal Clark Waddoups convocó a una audiencia el 17 de febrero en la que podría emitir una orden permanente contra la llamada ley HB497, bajo el argumento de que viola la constitución porque usurpa la autoridad del gobierno federal sobre las leyes de inmigración.

Además de México, el escrito fue presentado por los gobiernos de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Paraguay, Perú y Uruguay.

Los 14 gobiernos latinoamericanos dicen que la norma inmigratoria de Utah es parte de un conjunto caótico de leyes estatales que perturban las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y América Latina.

"A través de la HB497, Utah interfiere directamente con la capacidad del Departamento de Estado de Estados Unidos para manejar los asuntos y la política exteriores. Como fue el caso de la ley SB1070 de Arizona, incluso antes de su entrada en vigor, la HB497 ya está afectando las relaciones entre Estados Unidos y México", dijo el escrito.

Específicamente, el gobierno de México dijo estar preocupado por el impacto adverso que iniciativas como la HB497 puedan tener en "la amplitud y el alcance de nuestra relación bilateral (con Estados Unidos)".

___

Información del diario Deseret News: http://bit.ly/s2uAVK