El chileno Lautaro Mellado y la peruana Nancy Gilvonio, condenados por colaboración con terroristas en Perú y ahora en libertad condicional, solicitaron permiso para viajar al extranjero, dijo a Efe el procurador antiterrorismo Julio Galindo.

Estas solicitudes fueron antecedidas por la de la estadounidense Lori Berenson, que el martes viajó a Nueva York para pasar la Navidad junto a su familia y quien, como Mellado y Gilvonio, fue condenada por colaboración con el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA).

Galindo dijo hoy a Efe que el caso de Berenson marcó un precedente y que si se abusa de este recurso se "van a abrir las puertas para que mucha gente salga del país".

"No hay ninguna garantía para que regresen. Se está creando un pésimo antecedente. ¿Qué va a pasar con las demás personas que tienen una situación similar?", señaló Galindo.

El procurador calificó el caso de Mellado como "totalmente grave", pues adeuda un gran monto por reparación civil, algo que no ocurre con Berenson.

"Él, junto a otras dos personas, tiene que pagar la suma de 250.000 soles (unos 92.500 dólares) en forma solidaria (reparación civil); un monto alto. Mellado ha pagado 100 soles (37 dólares) hasta ahora", manifestó.

Además, Galindo informó que Mellado ha solicitado un permiso de salida del país por unos dos meses al estar "hipotéticamente" delicado de salud.

"Lo que quiere es ir a operarse a su país, pero en el fondo sabemos que son peticiones de fachada, en el fondo ese no es el propósito", expresó Galindo.

En el caso de Gilvonio, viuda del líder del MRTA Néstor Cerpa y quien fue capturada junto a Berenson, ella adeuda 50.000 soles (unos 18.000 dólares) de reparación civil y espera viajar a Francia para reunirse con su familia.

El procurador también advirtió del peligro latente de que sentenciados por terrorismo del grupo armado Sendero Luminoso soliciten esos mismos permisos.

Asimismo, aseveró que ha intentado ponerle freno a esta resolución con las denuncias por prevaricación y las quejas por "inconducta funcional" de los magistrados que facilitaron la salida del país de Berenson, quien debe retornar como tarde el 11 de enero próximo.

"En todo caso yo he advertido y he tomado las acciones legales contra los magistrados que le han dado ese beneficio a Lori Berenson. Si ella no regresa es responsabilidad exclusiva de los tres magistrados de la Sala Penal Nacional", aseguró.

Berenson fue capturada en 1995 y fue sentenciada a 20 años de prisión por colaborar con el MRTA en un plan que buscaba la toma armada del Congreso.

Tras 15 años de cárcel, la justicia peruana determinó que Berenson culminara el resto de su condena bajo libertad condicional.