El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, tomará posesión el próximo 10 de enero por tercera vez, y segunda consecutiva, como jefe de Estado para el período 2012-2017, con una "gran celebración popular", anunció hoy el Gobierno.

"Nos preparamos para ese gran día, el 10 (de enero), en el que (Ortega) va a rendir juramento ante Dios y ante ustedes, queridas familias nicaragüenses", declaró a medios oficiales la primera dama y coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía del Gobierno sandinista, Rosario Murillo.

Ortega, de 66 años, exguerrillero marxista y líder del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), asumirá un nuevo mandato de cinco años luego de ser reelegido en las elecciones del 6 de noviembre pasado, cuestionadas por observadores internacionales y locales, y desconocidas por la oposición.

Tras derrocar por las armas el 19 de julio de 1979 la dictadura de Anastasio Somoza, fue coordinador de la Junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional y presidente del país de 1985 a 1990 para, 16 años después, volver al poder, esta vez por las urnas, y ahora repetir.

Según los datos definitivos, Ortega ganó con el 62,46 % de los sufragios, un 31,46 % más que su principal rival, el empresario de radio opositor Fabio Gadea, que denunció un "inaudito y monstruoso fraude de la voluntad popular" y no reconoció los resultados.

La esposa de Ortega indicó que el Ejecutivo se prepara para recibir a delegaciones, sin precisar cargos ni de que países, a la ceremonia de investidura de Ortega, de quien dijo, "continuará al frente de la institucionalidad del Estado nicaragüense por decisión soberana del pueblo".

"Nos preparamos para una gran celebración nacional, popular, con la presencia de delegaciones de todos los municipios y departamentos (provincias) de nuestro país", continuó.

Matizó que Ortega entregará la banda presidencial "al pueblo de Nicaragua" y que jurará "continuar desarrollando programas sociales, económicos y culturales", los cuales, afirmó, han permitido reducir la pobreza en este país.

La pobreza en Nicaragua pasó de 48,3 % en 2005 al 42,5 % en 2009, mientras la pobreza extrema pasó del 17,2 % en 2005 al 14,6 % en 2009, según el Gobierno nicaragüense, con base en resultados de una encuesta de medición de vida realizado por el Instituto Nacional de Información para el Desarrollo (Inide).

Se consideran pobres en Nicaragua a los que viven con 2,08 dólares al día y pobres extremos a los que viven con 1,08 dólares por día.

Hasta ahora ningún jefe de Estado ha confirmado su participación a la investidura de Ortega.