El Senado argentino vive hoy una intensa jornada en la que el oficialismo pretende aprobar algunas de las más importantes medidas defendidas por el Gobierno, como el proyecto de ley de Presupuestos de 2012.

La mayoría oficialista aprobó ya el proyecto de nuevo estatuto del peón rural, cuestionado con dureza por sindicatos del sector que protagonizaron hoy protestas frente a la sede del Congreso y cortes en carreteras y autopistas.

El proyecto fija la jornada laboral en 8 horas diarias y crea un registro para empleadores que reemplaza al actual Registro Nacional de Trabajadores Rurales (RENATRE).

La sesión continuará con la discusión de las leyes económicas, en especial el Presupuesto de 2012, a la que seguirán el proyecto que limita la venta de tierras a extranjeros y la ley que regula la producción y comercialización del papel para diarios.

Luego del amplio triunfo de la presidenta Cristina Fernández en los comicios generales del 23 de octubre pasado, el oficialismo y sus aliados obtuvieron en el Senado quórum propio con 38 de los 72 escaños del recinto.