Más de 50 cadáveres fueron hallados en la costa de Indonesia, días después que una embarcación colmada de inmigrantes que solicitaban asilo se hundió en medio de una fuerte tormenta. Más de otras 150 personas siguen desaparecidas y se teme que habrían muerto.

La embarcación que estaba sobrecargada con 250 hombres, mujeres y niños que emigraron por las dificultades económicas y políticas en Afganistán, Irak, Irán y Pakistán, llevaba el doble de la capacidad de pasajeros permitida cuando fue cubierta por una ola gigantesca.

Los sobrevivientes manifestaron que trataban de llegar a Australia.

Sutrisno, un funcionario que participó en el rescate, dijo que los marineros hallaron cuerpos hinchados en las aguas cerca de Banyuwangi, una isla situada a 300 kilómetros del lugar donde se hundió la embarcación.

Agregó que las autoridades eran ayudadas por los pescadores el miércoles para recoger los cadáveres del agua.

Sólo 49 personas fueron rescatadas después del accidente del sábado.