Cuando el tiempo se agotaba y Estados Unidos estaba al borde de lo que hubiera sido su eliminación más temprana en un Mundial de fútbol de mujeres, Abby Wambach siguió haciendo una seña a sus compañeras, levantando el dedo índice.

Una oportunidad, era todo lo que necesitaban, dijo.

Cuando esa oportunidad llegó, mediante un centro de zurda de Megan Rapinoe, Wambach remató con la cabeza, cambió el rumbo de partido contra Brasil y desató un festejo nacional rara vez visto en un deporte de mujeres o en el fútbol dentro de Estados Unidos.

La actuación crucial de Wambach en el Mundial la hizo merecedora del nombramiento como la Mujer Deportista del Año, de acuerdo con los miembros de The Associated Press. La delantera recibió 65 de los 214 votos emitidos, mientras que su compañera Hope Solo quedó en un distante segundo puesto, con 38, y Maya Moore, estrella del basquetbol con la Universidad de Connecticut, quedó tercera, con 35

Wambach es el primer futbolista individual — hombre o mujer — que gana uno de los premios deportivos anuales de la AP, que comenzaron a entregarse en 1931. La selección estadounidense de mujeres lo obtuvo en 1999, cuando su triunfo en el Mundial que se celebró en este país entusiasmó a numerosos aficionados.

"Nosotros, como selección, hicimos algo que ningún equipo desde el de Mia Hamm había podido realizar", dijo Wambach a la AP. "Ni siquiera la selección que ganó la medalla olímpica de oro en el 2008 logró inspirar y emocionar tanto a la gente por el fútbol de mujeres. Esto muestra lo que puede lograr el dramatismo".

Los cuatro goles de Wambach en Alemania le dieron un total de 13, en tres apariciones en un Mundial. Es la mayor cantidad anotada por una estadounidense, con un gol más que Michelle Akers, y coloca a Wambach como la tercera mejor goleadora en la historia del Mundial, detrás de la brasileña Marta y de la alemana Birgit Prinz.

La futbolista de 31 años se ubica tercera entre las mejores goleadoras de Estados Unidos, con 125 tantos, sólo detrás de Mia Hamm, quien hizo 158, y de Kristine Lilly, con 130.

"Cuando ella está en el tope de su juego es una de las mejores del mundo", dijo la entrenadora de Estados Unidos, Pia Sundhage.

Wambach estuvo en su mejor nivel durante el Mundial, y llevó a las estadounidenses a la final, donde cayeron en penales ante Japón.

___

Nancy Armour está en Twitter como: http://www.twitter.com/nrarmour