La Agencia Federal de Aviación anunciará el miércoles normas que rigan los horarios de trabajo de los pilotos, casi tres años después del choque de una aeronave comandada por dos pilotos agotados en un vuelo regional.

Los investigadores determinaron que la fatiga puede perjudicar el desempeño de un piloto al retrasar sus reflejos y limitar su capacidad de decisión, similar al efecto del alcohol.

Un esfuerzo realizado por la FAA (por sus siglas en inglés) a fines de la década del 90 para desarrollar nuevas normas fueron estancadas cuando las aerolíneas no pudieron llegar a un acuerdo favorable para los sindicatos de los pilotos.

El esfuerzo fue reanudado después de febrero del 2009 cuando un avión que cubría una ruta regional se estrelló cerca de Buffalo, Nueva York, y murieron 50 personas.

Las aerolíneas de carga, que a menudo realizan vuelos de noche, han cabildeado a la FAA para que imponga reglas menos estrictas que las aeronaves de pasajeros.